El té kombucha es una bebida milenaria que lo tiene todo. Es probiótica, desintoxicante y a la vez un refresco saludable.

Se dio a conocer en la antigua China alrededor del año 206 aC, durante la dinastía Han.

Unos años más tarde un doctor salvó la vida de un emperador Japonés dándole esta bebida. Hecho que provocó que la bautizaran como elixir de la vida y la inmortalidad.

Durante muchos años, esta bebida se ha fabricado de manera casera en algunos países de Europa. Actualmente experimenta un auge en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, y aspira a convertirse en un sustituto a los refrescos azucarados.

Casi dos mil años después, Mūn Ferments introduce en el mercado el primer té kombucha elaborado con agua del Pirineo e ingredientes 100% ecológicos. Nace Kombutxa.

Esta bebida, se hace a partir de la fermentación de un té verde ecológico con azúcar y la “madre”, un conjunto de bacterias iniciadoras llamadas SCOBY (Symbiotic Colony of Bacteria and Yeast).

El resultado del largo proceso de fermentación es una bebida con gas, que a posteriori se le añade zumo de frutas o se deja infusionar con hierbas aromáticas o plantas.

Al final se obtiene una bebida muy refrescante, apetecible y deliciosa.

Pero lo mejor es que se convierte en un refresco saludable con acción probiótica para nuestros intestinos y con actividad desintoxicante del hígado.

Todas estas razones hacen del té kombucha una de mis bebidas favoritas.

Además, si me sigues ya sabes que soy muy fan de cuidar nuestra microbiota intestinal, y como ya he dicho, kombucha nos aporta bacterias sanas que “luchan” y desplazan otras bacterias como la cándida.

También aporta vitaminas del grupo B y un ácido llamado sácarico que favorece la glucoronización, una de las vías de limpieza hepática.

Las personas que sufren Gilbert, esta vía no les funciona. Así que,  con un buen té kombucha, mejoran infinitamente.

Tienes que saber que, si estás introduciendo esta bebida a tu dieta, es recomendable no beber más de 100ml al día, por su acción desintoxicante hepática y por su cantidad de bacterias.

Pero, una vez la hayas probado en pequeñas proporciones y hayas observado que te sienta bien, puedes beber más cantidad. En realidad, es difícil tomar solo 100ml.

Por cierto, un muy buen momento para tomar tu té kombucha, es en el aperitivo, ya que podemos sumar una propiedad más a este refresco.

Al ser una bebida fermentada contiene ácidos orgánicos que favorecen la digestión, por esto es ideal tomarlo un rato antes de cualquier comida.

Por último, el té kombucha tiene otras propiedades saludables, como regular los niveles de azúcar en sangre, regular el ph, ralentizar la metabolización de los hidratos de carbono y ayudar adelgazar.

Seguro que a ti, te está gustando tanto como a mí, después de leer este post.

Mün Ferments, es una empresa joven que ha dedicado toda su energía a crear el mejor té kombucha del mercado.

Actualmente trabajan con 2 variedades fijas: Ginger (jengibre y manzana) e Hibiscus (hibisco y granada).

A mí particularmente no sé cual me gusta más.

Dos variedades de te kombucha

Además a principios de verano han sacado una tercera variedad exclusiva para esta estación, de té matcha y albahaca. Delicioso.

¡Ah! Ya están preparando la variedad de otoño. ¿De qué será?

Y por si fuera poco, están a punto de innovar el mercado con su nuevo producto, que he tenido la ocasión de probarlo. La Paleobirra.

Otra bebida fermentada sin cereales, sin azúcar y sin alcohol. Una maravilla.

Está hecha con lúpulo, pero sin las consecuencias de cualquier cerveza y bebida alcohólica.

Ideal para aquellas personas que no queremos tomar alcohol, ni gluten, pero también ideal para todos aquellos que siguen una alimentación paleo, ya que es libre de granos (cereales).

Me parece fascinante.

No quiero acabar el post sin hacer hincapié en que todos sus productos están envasados en botellas de cristal para mantener siempre en perfectas condiciones su té kombucha. 

Por todo esto y porque ya sabes que mi intención es ponerte la vida más fácil y darte herramientas y recursos para que sumes salud, mis amigos de Mün Ferments, te regalan un 10% de descuento en tus compras on-line con este código: martinatural17.

¡No te olvides de ponerlo,cuando hagas tu pedido.

Y si no te gusta comprar on-line, cada vez es más frecuente encontrar este fabuloso producto en herboristerías, tiendas de comida ecológica, parafarmacias, etc. de todo España.